jueves, 22 de abril de 2010

CONSEJOS PARA ESTIMULAR EL LENGUAJE

CONSEJOS GENERALES PARA ESTIMULAR EL LENGUAJE
ØJugar al veo-veo, esconder cosas y luego darle pistas para que las encuentre.
ØConviene hablarle mucho, preguntándole por sus gustos, amigos, actividades favoritas,...
ØAprovechar cualquier ocasión (la observación de las prendas de vestir en el armario, los muebles de una habitación, o los colores) para nombrarlos. Siempre colocándose a la altura de los ojos.
ØPara aumentar su vocabulario, se le presentarán objetos y se le indicará su nombre. A la vez que se le explica para qué sirve, que color tiene, la forma, sus características. En definitiva, hacerle observar todo lo que tiene a su alrededor.
ØEn cuanto al esquema corporal, se le debe de enseñar, las distintas partes del cuerpo y que lo generalice en los demás: enseñándole la parte izquierda y la derecha.
ØCon apoyo visual de libros o fotografías, estimular una conversación a través del dibujo que aparezca, repasando los conceptos básicos: derecha-izquierda, arriba-abajo, colores, utilidad de cada objetos ...
ØEs muy motivador para el niño, contarle cuentos cortos, en los que intervengan animales, y ellos puedan participar haciendo ruidos, bailes, gestos, etc., luego se le harán una serie de preguntas sencillas sobre el contenido.
ØHágale aprender su nombre completo, el de su familia y la dirección.
ØManifestarle entusiasmo y alegría cada vez que ponga interés en la actividad que está realizando, aunque no siempre le salga bien.
ØNo se debe proteger demasiado, puesto que no dejamos que desarrolle su personalidad al completo. Por tanto, hay que darle autonomía para que se relacione con los demás y participe en distintas actividades.
ØSe le debe escuchar atentamente y siempre responder a sus preguntas, convirtiendo la comunicación en un placer.
ØLos niños aprenden mucho por imitación. Por ello, cuando hable con su hijo, hágalo
despacio, pronunciando correctamente, sin darle gritos. Nunca se le debe ignorar cuando quiera hablar, ni reforzar la expresión defectuosa que en un principio puede parecer.
ØHáblele a su hijo pronunciando claro y bien, mirándole a la cara.
ØRealice con su hijo juegos de soplo: hinchar globos, sorber con pajita, pitos, trompetas, soplar velas, imitar ruidos o sonidos producidos por animales.
ØPremiar al niño cuando hable bien, corregirlo cuando cometa errores, pero no criticarlo, ridiculizarlo o compararlo con otros niños o hermanos.
ØNO diga a su hijo, mientras habla, que se detenga y comience de nuevo.
ØNO le imite cuando hable mal, aunque le parezca gracioso.
EOE
· NO gritarle, debemos hablar despacio y con claridad.
· NO hay que hablarle con un lenguaje infantilizado. El niño utiliza este lenguaje infantil
porque se encuentra en este estadio del proceso de adquisición del lenguaje y si lo
imitamos estaremos frenando su proceso evolutivo.
· NO debemos de regañarle ni de imitarle, sino solamente repetírsela correctamente.
· Escuche lo que el niño le diga y respóndale adecuadamente.
· Todos los días, elija un momento apropiado para la práctica y estímulo del habla, no
regañe de continuo a su hijo.
· Hacia los 4 años debe hablar correctamente como un adulto, aunque le serán difíciles las
palabras que contengan r-rr-pr-br-pl-bl. Si a los 6 años continúan estas dificultades es el
momento de consultar a un especialista.
· Las muestras de cariño, de amor, de afecto ayudan a un mejor desarrollo del lenguaje de
su hijo.
· Si su hijo está frecuentemente distraído, repite constantemente ¿qué? Cuando habla en un
tono excesivamente alto o bajo es aconsejable que no descartes un problema de audición
(tapón de cerumen, hipoacusia...) para ello acudiremos a un especialista.
· Vigile la voz del niño. Ocurre a veces que el pequeño fuerza su propio registro vocal, bien
al, reproducir sonidos o ruidos que sean muy agudos, muy graves o muy intensos (al imitar
ruidos de animales, ruidos de motores, etc.) o incluso los de sus propios
· Todo cambio durable (de una o dos semanas) de la voz del niño pequeño, debería de ser
objeto de consulta por parte del otorrino.
· Evitar comparar al niño con otros. Dejar que se desarrolle a su ritmo, proporcionándole un
ambiente verbal y articulatorio de calidad.
· Evitar hablar al niño si tiene una fuente sonora próxima. Reducir los ruidos ambientales
mientras se le hable, un fondo ruidoso dificulta la comprensión.
EOE
· "NO debemos responder en lugar del niño. Será mejor que cuando le preguntemos lo
hagamos de tal forma que este no pueda responder solo un ""si"" o un ""no"", se hará por
ejemplo la pregunta: ¿quieres una pera o una manzana? En lugar de ¿quieres una pera?”
· NO recortar los finales de palabras.
· NO hay que hablarle con un lenguaje infantilizado. El niño utiliza este lenguaje infantil
porque se encuentra en este estadio del proceso de adquisición del lenguaje y si lo
imitamos estaremos frenando su proceso evolutivo.
· NO debemos de regañarle ni imitarle, sino solamente repetírsela correctamente.
· Escuche lo que el niño le diga y respóndale adecuadamente.
· Todos los días, elija un momento apropiado para la práctica y estímulo del habla, no
regañe de continuo a su hijo.
· Las muestras de cariño, de amor, de afecto ayudan a un mejor desarrollo del lenguaje de
su hijo.


ORIENTACIONES SOBRE EL DESARROLLO DEL LENGUAJE
· A partir de los 18 meses de edad, el niño debe tomar la alimentación como el resto de la
familia, no hecha puré, ya que masticando desarrolla la musculatura de la boca y por tanto
mejora su lenguaje.
· Realice con su hijo juegos de soplo: hinchar globos, sorber con pajita, pitos, trompetas,
soplar velas, imitar ruidos o sonidos producidos por animales...
· Háblele mucho, cuéntele cuentos, responda a sus preguntas, cántele canciones, escúchele con atención cuando habla...., y darle oportunidades para que e exprese.
· Háblele a su hijo pronunciando claro y bien, mirándole a la cara, ya que los niños
aprenden a hablar imitando a los padres. Debemos procurar que nuestros hijos tengan un
buen "modelo" en nosotros mismos.
· Premiar al niño cuando hable bien, corregirlo cuando cometa errores, pero no criticarlo,
ridiculizarlo o compararlo con otros niños o hermanos.
· NO diga a su hijo, mientras habla, que se detenga y comience de nuevo.
· "NO debemos responder en lugar del niño. Será mejor que cuando le preguntemos lo
hagamos de tal forma que este no pueda responder solo un ""si"" o un ""no"", se hará por
ejemplo la pregunta: ¿quieres una pera o una manzana? En lugar de ¿quieres una pera?”
· NO tener una actitud sobreprotectora, sin ésta los niños podrán desarrollar mejor su
aptitudes pues actuarán por si mismos
· NO gritarle, debemos hablar despacio y con claridad.
· NO hay que hablarle con un lenguaje infantilizado. El niño utiliza este lenguaje infantil
porque se encuentra en este estadio del proceso de adquisición del lenguaje y si lo
imitamos estaremos frenando su proceso evolutivo.
· NO debemos de regañarle ni imitarle, sino solamente repetírsela correctamente.
· Escuche lo que el niño le diga y respóndale adecuadamente.
· Todos los días, elija un momento apropiado para la práctica y estímulo del habla, reduciendo los ruidos ambientales.
· Hacia los 4 años aun le pueden ser difíciles las palabras que contengan r-rr-pr-br-pl-bl. Si a los 6 años continúan estas dificultades es el momento de consultar a un especialista.
· Las muestras de cariño, de amor, de afecto ayudan a un mejor desarrollo del lenguaje.
· Si su hijo está frecuentemente distraído, repite constantemente ¿qué? Cuando habla en un tono excesivamente alto o bajo es aconsejable que no descartes un problema de audición
(tapón de cerumen, hipoacusia...) para ello acudiremos a un especialista.
· Vigile la voz del niño. Ocurre a veces que el pequeño fuerza su propia voz. Todo cambio durable (de una o dos semanas) de la voz del niño pequeño, debería de ser objeto de consulta por parte del otorrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada